• Diaspora Solidaria

  • 25/11/2011

    Mujeres sus curvas y su matriz

    25 noviembre- Día Internacional contra la violencia  hacia las mujeres

    Reflexionando acerca de nuestro próximo Cine Fórum donde será proyectada  la película “Las mujeres de verdad tienen curvas” pensaba en  lo agudo y sutil  en que puede manifestarse la violencia contra nosotras, las mujeres.

    Más grafica y rápidamente ocupan en mi espacio esas imágenes fuertes, maltrato explicito, golpes, gritos. Son muy visibles, te sacan de tu centro estés donde estés, te botan, te tiran.

    Sin embargo, después de unos minutos  y asociando lo visto en la película me vinieron imagines de situaciones en donde sutilmente y casi sin poder dibujar la línea, la violencia nos abraza.

    Pienso en los hombres misóginos, aquellos que galantemente y siempre en pro del gran amor que nos tienen, nos van recluyendo a un mínimo espacio y en donde el único protagonista es él pero uno no lo ve porque él nos ama tanto y todo lo hace por nosotras y por el amor que nos tienen….que apagamos aquella intuición, aquel olor que nos dice que algo va mal. Caemos en las trampas del elogio, el ego.

    Nos remontamos a aquellas historias de princesas rescatadas por un príncipe azul o de otro color, pero tiene que ser un príncipe, que nos cuide, nos proteja y de la vida en batallas por nosotras y si es guapo, mucho mejor. Haciendo esta analogía con los cuentos no puedo dejar de pasar por alto las imágenes  del personaje de las madrastras, las brujas que acompañan siempre los cuentos de princesas. En la vida  cotidiana, no disfrazadas de brujas o madrastras con una verruga en la nariz, este ser se personifica en mujeres como una. Mujeres con matrices que muchas veces se han apagado en el transcurso del “ser mujer”, matrices apagadas que en contacto con otra mujer se transforma en competencia y amenaza; más aún cuando se sitúa en contextos que aluden al poder, a posiciones sociales etc.,….es ahí donde la sutileza de la violencia contra las mujeres se manifiesta tan sutil como agudamente.

    En la película por ejemplo esta situación se refleja en una escena al comienzo donde la madre pide a su hija menor que se ocupe de ella pues es la tradición (en algunas culturas hija menor es quien se encarga de cuidar a la madre de por vida). Aquí la hija entra en un conflicto interno, entre el ser “leal” con la historia familiar de las mujeres o ser “leal” con lo que ella realmente desea y quiere para su propio desarrollo como ser humano

    A veces las mujeres mantenemos tradiciones que nos generan violencia que se muestran sutiles. Estas violencia que generamos entre nosotras mismas cuando lo logrado por cada una mujer se ve amenazado por otra, igual que nosotras, pero que producto de inseguridades es incapaz de hacer encender su matriz, con amor,  y con ganas de volver a danzar como hermanas en el camino de la vida como lo hacían según la historia de la humanidad en la época matrística y no patriarcal, las mujeres.

    Fabiola Morales
    Miembro de la Diaspora Solidaria
    Psicóloga

    Alguien escribió sobre “Mujeres sus curvas y su matriz”

    Comenta este artículo